Izquierda Andalucista saluda a ERC en las vísperas de la Diada: por la soberanía de los pueblos

Desde Izquierda Andalucista agradecemos la invitación al encuentro organizado por Esquerra Republicana de Catalunya con motivo de la Diada. Aprovechamos este agradecimiento para poner en valor la idea que es, en esencia, nuestro nexo o punto en común: el soberanismo.

 

Nuestra organización hace una apuesta clara por la autogestión de nuestras administraciones, pues consideramos que es requisito indispensable para poder emanciparnos e iniciar un proceso de transformación de la realidad de nuestro pueblo. Esto pasa sin excusa por defender la necesidad del autogobierno, de forma que se alcance así una soberanía en múltiples niveles, destacando: la política, la administrativa y la económica. Las relaciones de dependencia construidas con el paso de las décadas han supuesto que muchas personas se vean subyugadas a un capitalismo extractivista, que impide el desarrollo de quienes se ven sometidas. Esto es una dura realidad en Andalucía, pero también en vuestros países.

 

La conquista de la soberanía recae, por tanto, en la autodeterminación, el derecho a decidir. Son diversas las posturas que podemos encontrar al respecto, pero todas parten de un mismo punto y es ahí donde nos encontramos y hacia donde tenemos que caminar juntos.

 

La autodeterminación es, en esencia, un ejercicio de democracia real en el que la ciudadanía, nuestros pueblos, decide por sí misma cuál es el futuro que quiere. No es una corriente rupturista sin más, es, sin embargo, un modelo transformador que pone sobre la mesa la capacidad de decisión de las personas, sujetos y protagonistas de la evolución de una Nación, de su desarrollo y, en definitiva, de su futuro.

 

Es erróneo pensar que los Estados tienen una naturaleza perpetua e indisoluble. Son entidades políticas formadas en procesos y coyunturas históricas concretas, y, como tales, están sujetos a cambios y transformaciones, y en sociedades que se arrogan un carácter democrático debieran ser los pueblos, las personas, las que decidan la naturaleza de estos. Hoy en día, las élites políticas caducas, nuestro propio establishment, no conciben que haya una forma de Estado alternativa, y con nuestro trabajo tenemos que conseguir cambiar esta percepción. Sino de estos grupos, de la población en su conjunto para conseguir el apoyo de la ciudadanía. Valoramos de este modo la senda que desde Esquerra Republicana se está intentando seguir, pese a los numerosos palos en las ruedas que diariamente os encontráis. Aprovechamos para mostrar nuestra solidaridad y afecto hacia los presos políticos catalanes.

 

Catalunya debe tener la oportunidad de decidir su futuro, a decidir por qué fórmula de Estado apuestan y qué relación deben tener con el actual Estado español, y es nuestro compromiso trabajar por garantizar dicho derecho, que nosotros mismos reclamamos, pues creemos que debe ser el pueblo andaluz el que decida su futuro, sea uno u otro. Es por eso que creemos necesario reivindicar, en la víspera de vuestro día nacional, el derecho a decidir del pueblo catalán, el derecho a ejercer democráticamente su voluntad.

 

La historia nunca ha sido una foto fija, sino que está en constante evolución. Precisamente, el conservadurismo, aunque se vista de progresista, nunca ha encajado bien los cambios, pero siempre ha sido gracias a la mayoría social que estos han ocurrido. Estamos en un momento en el que el concepto del Estado-Nación como lo conocemos se desquebraja, dando paso a nuevas oportunidades, nuevas perspectivas y nuevas fórmulas de organización. Gracias a esto los pueblos que legítimamente han ostentado su soberanía en el pasado volverán a recuperarla. En este camino, en esta lucha, como dije antes, nos encontraréis a vuestro lado como compañeros.

 

Vivan los Pueblos libres.