Declaración de Izquierda Andalucista a favor de la paz en Nagorno-Karabaj

Desde Izquierda Andalucista condenamos la ofensiva militar iniciada en la mañana del 27 de Septiembre por Azerbaiyán contra Nagorno-Karabaj. Nos resulta alarmante la clara dejadez de funciones de los distintos actores internacionales ante dicha ofensiva y las matanzas que se están produciendo contra la población armenia. Los ataques indiscriminados contra la población civil en los núcleos poblacionales armenios con artillería pesada y ataques aéreos parecen carecer de importancia para quienes no tuvieron reparo en denunciar hechos similares en otras partes del mundo.

El pueblo armenio ha sido un pueblo especialmente castigado en los siglos pasados, y no entendemos que este ataque, que cuenta con la connivencia e instigación de la Turquía de Erdogán, esté siendo ignorado por la sociedad internacional y los actores que debieran velar por su finalización.

Instamos al Parlamento de Andalucía a emitir una declaración en que pida al Estado español y a la Unión Europea que intercedan, así como una llamada al cese de las hostilidades y al respeto a los derechos humanos que están siendo violados en el conflicto, una llamada los gobiernos azerí y armenio para cesar el conflicto y que se abra la vía de una resolución pacífica, una negociación en la que intervengan los mediadores internacionales que hagan falta para el cese del conflicto.

Andalucía es tierra de paz, y como tal debe asumir un férreo compromiso por su consecución en todas las partes del mundo. Entendemos que la única vía para una solución pacífica del conflicto que dé paso a una paz larga y duradera para una zona que arrastra una historia tan compleja requiere de altas dosis de diálogo y negociación, en el que se impliquen todos los actores internacionales necesarios, y cuya solución debe estar basada en la voluntad mayoritaria de la ciudadanía de Nagorno-Karabaj o la República de Artsakh, que tienen derecho a regir su propio destino.