Izquierda Andalucista llama a reclamar un cambio de modelo productivo y una transformación económica para Jaén en concreto y para Andalucía en conjunto

Este domingo 14 de febrero tendrá lugar en Jaén una manifestación fruto de la indignación social en la provincia tras décadas de ninguneo y olvido desde las instituciones. Ante este hecho, desde Izquierda Andalucista queremos mostrar nuestro apoyo a las reivindicaciones vinculadas a la lucha por el reconocimiento de Jaén y la reacción frente a los males que asolan la provincia.

 

Esta manifestación se da tras la decisión del Gobierno del Estado de situar la base logística del Ejército en Córdoba, en lugar de en Jaén. Consideramos que la lucha fratricida entre provincias andaluzas a la que ha abocado esta situación no beneficia a nadie, pero entendemos que esto no es sino la gota que ha colmado el vaso tras tantísimos desplantes a Jaén, que lo han sido históricamente también a toda Andalucía en su conjunto.

 

Jaén es la provincia con la tasa de desempleo más alta de Andalucía y del Estado, lo que da lugar a casos tan dramáticos como el de Linares, que se ha visto especialmente afectada por el expolio de la poca industria que tenía Andalucía. Si bien, este hecho no es ajeno al resto de provincias andaluzas, ya que, no olvidemos que, siendo Linares el municipio con más paro del Estado, los 4 siguientes en el ránking de desempleo son también andaluces (La Línea de la Concepción, Sanlúcar de Barrameda, Jerez de la Frontera y Córdoba), en total 11 de los 15 municipios con más desempleo del Estado son andaluces. Es por ello que el problema de Jaén, estando especialmente acentuado, es un drama que afecta a toda Andalucía, y no es otro que la dependencia económica y la subalternidad política.

 

Jaén, como todas las provincias andaluzas, sufre de una especialización económica en sectores con una altísima tasa de paro estructural, de gran estacionalidad, y muy susceptible a derrumbarse en periodos de crisis económica (como hemos podido observar con los efectos tan devastadores que ha sufrido nuestro país durante la pandemia). Es por ello que los problemas de Jaén y del resto de Andalucía no llegarían a solucionarse por una Base Logística, aunque ésta pudiese aliviar mínimamente la situación de varias personas, no se estaría atajando la raíz del problema. Esta situación lo único que ha logrado, hasta el momento, es que desde las instituciones se enfrente a dos provincias hermanas a luchar por las migajas que desde esas esferas nos arrojan, y consideramos que, ante ello, es nuestra responsabilidad como organización manifestar que apoyamos toda lucha y causa en Andalucía que busque mejorar las condiciones de vida y la situación de cualquiera de sus territorios, pero también aclarar que esa situación no cambiará en tanto no elaboremos una estrategia social y nacional dirigida a la transformación económica, a la industrialización dinámica bajo criterios ecológicos y al cambio de modelo productivo de Andalucía por entero, para así escapar de la dependencia económica y el subdesarrollo al que nos hemos visto condenados como pueblo.

 

Este 14 de febrero llamamos a las jienenses a reclamar a las instituciones el fin del eterno olvido al que ha sido condenado la provincia, pero manifestando que ésta lucha no debe hacerse de los últimos contra los penúltimos, que los males que asolan Jaén son comunes en Córdoba, en Cádiz y en toda Andalucía, y que únicamente desde la construcción de una alternativa andalucista y transformadora, que apueste por el empoderamiento político de nuestro país y por una transformación económica encaminada a un desarrollo autocentrado bajo los principios de la justicia social y la igualdad (social y territorial), podremos llegar a dar solución a esos problemas que nos son comunes a todas las andaluzas y andaluces.

 

Desde Izquierda Andalucista queremos convertirnos en esa alternativa, y es por ello por lo que dejamos claro que los problemas de Jaén son nuestros problemas, y que las soluciones cortoplacistas son pan para hoy y hambre para mañana. Luchemos por una verdadera transformación que cambie nuestra situación, luchemos por una nueva Andalucía.

 

 

¡Jaén, Andalucía, levantaos bravas!