Nuevo curso, viejos problemas

El proceso de deterioro de la Escuela Pública Andaluza es una historia que viene ya de lejos. El Psoe comenzó y las derechas insisten encantadísimas. Y la pandemia les ha servido para lanzar una cortina que oculte esa realidad. Mientras se hable de covid, los problemas cotidianos de los centros quedan apartados del foco.

 

Por eso no escucharemos al Consejero explicando por qué se siguen reduciendo unidades en la pública en vez de disminuir las ratios, tampoco si va a incrementar la atención a los alumnos de necesidades educativas especiales, ni si los centros se climatizarán en condiciones algún día, o si va a mejorar las condiciones laborales del personal administrativo de los centros, por citar algunos ejemplos que ilustran la perniciosa deriva en la que estamos instalados.

 

El curso pasado, en cuanto a la pandemia, se salvó gracias al enorme esfuerzo de toda la  comunidad educativa, y si bien el profesorado Covid contribuyó a aliviar esa pesada carga, hay que admitir que ni se logró el desdoble de las clases, ni se produjo la disminución de las ratios, ni se pudieron respetar las distancias en las aulas. Es lo que ocurre cuando faltan personal y espacios.

 

Este curso la Consejería de Educación determina que hay que seguir prácticamente con las mismas medidas sanitarias en los centros a la vez que establece la reducción de un tercio del profesorado de apoyo con motivo de la Covid. La cuadratura del círculo, vamos.

 

Y es que ahí estriba el problema: el Sr. Consejero ignora la problemática de la educación pública. De la privada sí entiende más; que se lo pregunten si no a Medac que pasó de ser empresa de FP fundada por el señor Imbroda a recibir permisos para nuevos centros del ya entonces sr. consejero meses después. Incompatibilidades a la papelera y amigos contentos. De cómo aumentar la oferta de plazas públicas en FP, nada de nada.

 

Así las cosas, se hace necesaria la movilización de la sociedad andaluza para atajar esa deriva. Desde Izquierda Andalucista apoyaremos todas las medidas que decidan los colectivos de la Marea Verde en defensa de la Escuela Pública Andaluza uniéndonos al calendario de movilizaciones que establezcan. El señor Consejero de Educación tendrá que escuchar.

 

Eduardo Clemente

Secretario Nacional de Educación y Juventud